13 de Abril de 2024 a las 16:49

¡PREPÁRATE PARA EL EQUINOCCIO DE PRIMAVERA EN MÉXICO: UNA CELEBRACIÓN DE RENOVACIÓN Y ENERGÍA!

20 de Marzo de 2024 Nacional

El florecimiento de las jacarandas y el aumento de temperatura son señales del inminente equinoccio de primavera, un fenómeno celebrado por muchos como una oportunidad para renovar energías.

En México, sitios arqueológicos como Teotihuacán y Chichén Itzá se preparan para recibir a miles de turistas, vestidos de blanco, que acuden para presenciar este evento astronómico.

Según el estudio "El equinoccio de primavera: mitos y realidades" de la UAM, este fenómeno deriva de los términos latinos aequus (igual) y nox (noche), refiriéndose a la igual duración del día y la noche.

La NASA explica que el equinoccio de primavera ocurre cuando el hemisferio norte de la Tierra se inclina gradualmente hacia el sol, resultando en días más largos y llenos de luz solar.

Durante este evento, la duración de la noche y el día es la misma, lo que da la percepción de que el día es más largo debido a que "tarda en anochecer".

El término "equinoccio" en latín significa "igualdad entre el día y la noche".

Existen dos tipos de equinoccios: el de primavera, que ocurre entre el 19 y 21 de marzo, y el de otoño, entre el 21 y 24 de septiembre.

Aunque tradicionalmente el equinoccio de primavera cae el 21 de marzo, este año, según el INAOE, México y otras regiones del hemisferio norte lo recibirán el martes 19 de marzo entre las 21:04 y 21:06 horas, tiempo del Centro de México.

En diferentes partes del mundo se celebran festivales alusivos a la primavera. Por ejemplo, en Nepal e India se celebra el Hindú Holi en marzo y abril, donde la gente arroja polvos de colores para festejar.

En México, del 20 al 21 de marzo, muchos turistas eligen recibir el equinoccio de primavera en sitios arqueológicos como Teotihuacán, Chichén Itzá y Monte Albán, para presenciar el ascenso del sol sobre las pirámides.

Allí, vestidos de blanco, suelen elevar los brazos al cielo para absorber la "energía" de este cambio de estación. En años anteriores, algunos también subían a la Pirámide del Sol para recargar cuarzos.

Fuente: El Universal

Comparte esta noticia