12 de Agosto de 2022 a las 20:10

CALDERÓN Y GARCÍA LUNA COLABORABAN Y RECIBÍAN DINERO DEL CÁRTER DE SINALOA

4 de Agosto de 2022
 
 
 
Sandra Ávila Beltrán, alias ‘La Reina del Pacífico’, acusó al expresidente Felipe Calderón de enriquecerse gracias a sus vínculos con el narcotráfico y de fabricarle un delito para salvaguardar su figura presidencial.
 
“Fui su chivo expiatorio y me fabricó un delito para sentirse un buen presidente, un buen mexicano, cuando él colaboraba directamente con cárteles mexicanos, mucha de su fortuna que tiene ahora que goza su esposa y su familia es del narcotráfico”, refirió Ávila Beltrán en el podcast de YouTube “Doble G” .
 
Sandra, quien enfrentó acusaciones por los delitos de lavado de dinero y narcotráfico en México y Estados Unidos, calificó a la administración de Calderón como una de las más crueles por las altas cifras de homicidios registradas en el periodo de 2006 a 2012.
 
“Quiero decirle especialmente al expresidente Felipe Calderón que su sexenio es el más cruel y fatal que ha tenido México (...) ha sido el más sangriento, el sexenio donde hubo más violaciones a los derechos humanos y a la ley”.
También hizo referencia a Genaro García Luna, quien fue secretario de Seguridad Pública en ese sexenio y quien está acusado en Estados Unidos de recibir millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa a cambio de permitir que la organización criminal pudiera operar a sus anchas.
 
“¿Por qué García Luna es enjuiciado y Calderón no? (...) eran socios y me destruyó la vida, las ganas de vivir, destruyó a mi madre que le causó la muerte, ¿quién lo juzga? ¿quién lo castiga? Por ser expresidente, eso no le quita que fue asesino y un narcotraficante.
 
Sandra Ávila es sobrina de Miguel Ángel Félix Gallardo, fundador del Cártel de Guadalajara y fue pareja de Juan Diego Espinoza Ramírez alias ‘El Tigre’. Fue detenida en 2007 por los delitos de lavado de dinero y narcotráfico en México y Estados Unidos, además de ser señalada como intermediaria entre los cárteles de Sinaloa y Juárez con grupos de Colombia, país de donde es su expareja.
 
Aquellas acusaciones nunca fueron comprobados en los tribunales, por lo que fue declarada no culpable de los cargos de narcotráfico y asociación delictiva en Estados Unidos, aunque sí por apoyar económicamente a una persona ligada al narco.
 
En 2013 Ávila se declaró culpable en un tribunal federal de Estados Unidos de un delito de asistencia económica a un narcotraficante convicto, como parte de un acuerdo con la fiscalía con el que podría quedar libre en breve.
 
Aceptó haber brindado “asesoría” a su presunto novio, el colombiano Juan Diego Espinosa Ramírez “El Tigre”, quien fuera considerado uno de los enlaces más importantes del cártel de Sinaloa (México) con el del Norte del Valle (Colombia).
Comparte esta noticia