21 de Julio de 2024 a las 20:32

COSTOSO CAPRICHO DE ALDANA...

8 de Julio de 2024 Chetumal

Para la presidenta del Consejo Ciudadano de Chetumal, Georgina del Socorro Marzuca Fuentes, la descabellada idea de construir una supuesta cafetería en un edificio como el Congreso del Estado, que es Patrimonio Cultural Tangible de Quintana Roo, no es más que un costoso capricho de su promotor, el diputado Humberto Aldana, el cual, además, está envuelto en un sin fin de mentiras.

En charla con esta Casa Editora, la antes citada, a nombre de sus representados, condenó que el proyecto en cuestión constituya un burdo atentado a la historia, la identidad y al arraigo de las y los quintanarroenses, por lo que exigió que se haga cumplir la Ley y, cuanto antes, el mismo sea cancelado.

"Si bien se ha dicho que este espacio será un simple comedor laboral, lo cierto es que se trata de un café-restaurante de lujo que, a la fecha, lo único que se rumora, ya que no lo sé a ciencia cierta, es que costará alrededor de 14 millones de pesos, pero lo que es más grave, es que el argumento que se esgrime es que beneficiará a todos los trabajadores y trabajadoras del Congreso, unos 600; sin embargo, en el edificio legislativo laboran unos 200 a los que, sinceramente, tal vez les permitan entrar, pero a tomar los alimentos que traigan de su casa. Estamos ante una total mentira", agregó.

En este sentido, y a pregunta expresa del que esto escribe, Marzuca Fuentes fue clara al señalar que su organización y las demás que están en contra de este proyecto, ven con buenos ojos que el personal de la sede legislativa tenga un lugar digno para alimentarse; sin embargo, cuestionó tajantemente que, antes de buscar un lugar adecuado, al diputado Aldana y a los que lo secundan se les haya ocurrido atentar contra la plaza cívica del inmueble, la cual forma parte de la gran riqueza cultural de la ciudad.

"El Congreso del Estado tiene por lo menos dos predios adjuntos que son de su propiedad, es decir, que se adquirieron con los impuestos de la ciudadanía, en alguno de estos hubiera quedado perfecto el supuesto comedor laboral, pero no, prefirieron destruir lo que tiene muchos años de historia y que nos pertenece a las y los quintanarroenses, este es un agravio que no podemos permitir", afirmó.

"Oiga licenciada, ¿qué le parece que por esta idea de Aldana hayan removido la estatua de don Andrés Quintana Roo?" Se le cuestionó a la entrevistada.

"Eso es terrible, ya que no sólo se cometió esta violación flagrante a la Ley, sino que se destruyó toda la plaza cívica en donde estaba la estatua, incluido el asta bandera que tenía una función social muy importante, negándole a las nuevas generaciones, lamentablemente, el derecho de conocer su pasado histórico y sentirse parte del mismo para conservarlo como una riqueza de un valor cultural incalculable", respondió.

Al abundar sobre el tema, la presidenta del Consejo Ciudadano de Chetumal también refirió que tanto la que representa, como diversas organizaciones de la sociedad civil, alrededor de unas 20, están presentando amparos para frenar esta malsana ocurrencia de Aldana, la cual, insistió, lastima y ofende el sentir de las y los chetumaleños de buena madera.

"Insistimos, no estamos en desacuerdo de que se construya un comedor para las y los trabajadores del Congreso, pero que se haga en un lugar prudente, no de forma tan impropia y violatoria de la Ley como se está haciendo. La ciudadanía sabe que tenemos razón, sin embargo, quienes secundan al diputado Aldana lo único que han mostrado ante nuestros argumentos es una cerrazón total y absoluta", subrayó. 

Finalmente, Marzuca Fuentes cuestionó severamente que ante el proyecto de este supuesto comedor laboral que en realidad será un elegante café-restaurante, ahora se diga que el gasto que erogará el Congreso para su construcción es producto de una serie de supuestos ahorros presupuestales. 

"Si esto fuera así, es inconcebible que todo ese dinero que se va a gastar, no se haya destinado a remodelar el edificio legislativo cuyas carencias son evidentes, está prácticamente en el abandono, se inunda, le faltan varias cosas para que luzca como lo que es, un Patrimonio Cultural Tangible de las y los quintanarroenses. Este proyecto, sin lugar a dudas, debe detenerse, pues, además de ser un agravio a la historia de nuestro Estado y de nuestra ciudad, se está convirtiendo en una bola de nieve que no tarda en reventar", concluyó.

Comparte esta noticia