5 de Diciembre de 2022 a las 15:30

Van tras el responsable del bloqueo; hoteleros llegarán hasta las últimas consecuencias por las afectaciones económicas al destino

18 de Noviembre de 2022

Por Blanca Silva 

El presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres (AHCPM&IM), Jesús Almaguer Salazar, anunció que llegarán hasta las últimas consecuencias para descubrir quién estuvo atrás del bloqueo realizado el martes en la Zona Hotelera de Cancún, que provocó que 250 turistas se quedaran varados al perder sus vuelos, además de las afectaciones a la imagen del destino. 

Aunque el Aeropuerto Internacional de Cancún (AIC), reportó únicamente cuatro salidas demoradas hasta una hora, porque no llegaba la tripulación, Almaguer Salazar señaló que American Airlines les informó que tuvieron que dejar un vuelo en tierra hasta la mañana de ayer, lo cual implica muchos costos, además de tener que desviar otros vuelos a otros destinos.

Almaguer Salazar indicó que los primeros reportes indican 250 huéspedes que perdieron su vuelo, mientras otras personas perdieron conexiones, por lo que se les tuvo que buscar alojamiento y ayudarles a movilizarse, además de apoyar a la gente que se desplazaba dentro de la Zona Hotelera a cargar maletas, llegar o salir de los hoteles, “es muy difícil, la gente que hizo esto si es que hubo manipulación tiene que pagar y sobre todo no se debe de repetir”.

Por ello, adelantó que van a demandar y llegar hasta las últimas consecuencias para que los responsables resarzan los daños que se están cuantificando, para lo cual exigirán al gobierno estatal y autoridades investigar los hechos para descubrir quién estuvo detrás del movimiento, ya que además hay un reglamento que prohíbe bloquear la Zona Hotelera desde la época del ex presidente municipal, Francisco Alor Quezada. 

A lo anterior se suman los colaboradores que no pudieron llegar a su centro de trabajo y obligaron a los que estaban a doblar turno, por lo que muchos tampoco pudieron retornar a sus casas, lo cual representa una serie de afectaciones fuertes, más allá del impacto a la imagen del destino, que es incalculable de cara a la temporada alta de invierno.

Aunque respetan los motivos que tuvieron para manifestarse, pues se trata de un tema muy sensible, reveló que tienen indicios y sospechas de que fue manipulada la gente, ya que es raro ver carteles en inglés en una manifestación, “eso indica mala leche para desprestigiar al destino o no sé quién”.

Puntualizó que la situación deja a Cancún en una posición desventajosa ante sus competidores, por lo que se deberá trabajar para reganar la confianza de nuevo del turista, situación que los tiene muy molestos, por lo que llegarán hasta las últimas consecuencias para que se investigue a fondo el hecho.

Comparte esta noticia